miércoles, 21 de mayo de 2014

No estoy muerto

Aunque casi me muero.

En un ratote sin bloggear terminé la escuela, comencé a trabajar, inicié mi propio negocio, me fui a la quiebra, casi me caso, casi soy papá (de nuevo) y en este momento tengo gripa y un chingo de pendientes para mañana.

Extrañé mi blog.